Luego de 113 años de vigencia de la Ley de Comercio, la Asamblea Nacional, con un promedio de 118 votos, aprobó el nuevo Código de Comercio, que tiene como objetivo  fomentar un sistema de comercio e inversión bajo los principios de justicia, solidaridad, complementariedad y equidad, para lo cual se adecua la normativa a las actuales exigencias y al dinamismo de la actividad comercial nacional e internacional.

Bajo esta óptica, la propuesta busca superar los obstáculos que puedan dificultar las actividades comerciales, procura delinear el universo actual de esta actividad y los agentes que en ella intervienen, con principios que evidencien la agilidad mercantil.

El proyecto, que contiene 1.348 artículos, fue sometido a nueve votaciones, en razón que la normativa está dividida en: Título Preliminar (Reglas generales); Libro I (De la actividad mercantil y de los actos de comercio en general); Libro II (personas e instrumentos del comercio); Libro III (los instrumentos del comercio: Títulos valores y títulos de crédito); Libro IV (De las obligaciones y contratos mercantiles en general); Libro V (De los contratos mercantiles); Libro VI (El contrato de seguro); Libro VII (Los contratos de transporte).

Elementos esenciales

A través del nuevo Código de Comercio se dinamizan las transacciones para intercambios en mercados transparentes; hay un cambio en el paradigma mercantil, pues, actualmente todo gira en torno al acto de comercio; ahora girará sobre la base del comerciante, razón por la cual se moderniza este concepto. Incorpora un marco normativo para el comercio electrónico, que incluye la regulación del nacimiento de los contratos por estos medios.

En la normativa se agregan nuevos contratos mercantiles específicos, entre ellos, los de franquicias, sistemas de distribución, servicios mercantiles, provisión de bienes y servicios, la transferencia de empresas. Se regula y consolida el arriendo mercantil (en general) para lograr igualdad entre las partes y el arrendamiento con opción de compra al final del contrato (leasing).

Beneficios de la ley

Entre otros aspectos, el Código de Comercio fomenta transacciones comerciales ágiles con reglas claras y sencillas, es decir, se adapta a las necesidades mercantiles actuales; propicia la equidad, justicia, simplicidad y modernización de la contabilidad; se da libertad de actividad comercial, transparencia, buena fe, licitud de la actividad comercial, responsabilidad social, ambiental y comercio justo

Además, se da mayor valor a la costumbre mercantil, se reconoce el comercio de masas, protege derechos del consumidor. Se permite llevar contabilidad en medios electrónicos, se elimina el lenguaje discriminatorio; prohibiciones para mujeres y adolescentes para ejercer comercio; se eliminan normas caducas y discriminatorias del Código actual.

D.N

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *