Este miércoles 5 de noviembre, la Asamblea aprobó el proyecto de Ley de Defensoría del Pueblo, que exige el título universitario para ejercer como máxima autoridad de esa institución.

Este cuerpo legal enfatiza la independencia de la institución defensora de los derechos humanos y actualiza la norma, según las disposiciones de la Constitución, puesto que la ley derogada regía desde 1997.

Además, el proyecto incluye la protección a los derechos de la naturaleza, y el enfoque de la protección de los migrantes.

Otro de los temas que fortalece es la desconcentración en la atención. Para ello, contará con delegaciones en cada provincia del país y se creará representaciones en los países de destino o tránsito en los que se identifiquen situaciones que vulneren los derechos humanos de ecuatorianos en el exterior.

El proyecto cuenta también con mecanismos para la participación activa de la sociedad civil. Le exige al Defensor del Pueblo crear consejos y defensores de derechos humanos, con los ciudadanos.

Asimismo, dispone velar para que el Estado garantice que los defensores de los derechos humanos realicen sus actividades libremente; evitar actos destinados a desincentivar o criminalizar su trabajo; protegerlos si están en riesgo; e investigar y sancionar delitos perpetrados en su contra.

También acogió la propuesta de Andrés Segovia, delegado de la Procuraduría, quien, en comisión general, propuso que, para garantizar la igualdad en la promoción y protección de derechos humanos, se incorpore el enfoque de género en el artículo 5.

Fuente PúblicaFM – S.G

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *