VICEPRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR

Queridos ecuatorianos y ecuatorianas,

Hoy quiero dirigirme a ustedes para hacerles saber una decisión que he tomado tras una profunda reflexión.

Estaré siempre dando la cara con la frente en alto como solo la gente honesta puede hacerlo. Me defenderé como ciudadana, no desde la Vicepresidencia, a pesar que todos saben que esta canallada es por el cargo que ocupo. Ayer solicité una licencia sin remuneración que fue comunicada a quien considero primero debía saberlo, sin embargo, creo que el país no merece esta inestabilidad, no me voy a prestar a que se abone a rumores de muerte cruzada, de renuncia del Presidente o de grave conmoción interna. Una Vicepresidencia sin funciones no se conduele con lo que el país necesita: ¡trabajo, reactivación productiva y generación de riqueza para poder garantizar su justa distribución priorizando siempre a los màs pobres! Y si bien, él Presidente de la República me ha retirado su cariño, entiendo que el liberarme de las funciones busca garantizar mi legítimo derecho a la defensa.

Presento la renuncia a mi cargo, pues prefiero que él pueda contar con alguien màs para que asume definitivamente las grandes responsabilidades que me encargó. Él país quiere y necesita paz para avanzar.

He tenido el privilegio de visitar la mayoría del territorio nacional. Dejo una Vicepresidencia que realizó un trabajo articulado y efectivo por las queridas provincias de Manabí y Esmeraldas, tan afectadas trás el trágico terremoto del 16 de abril de 2016; una Vicepresidencia que ha trabajado sin descanso por los actores de la Economía Popular y Solidaria como pieza clave para la reactivación económica y productiva; un camino trazado para alcanzar la seguridad social universal en el marco de la transparencia, la sostenibilidad y derechos. En resumen, una Vicepresidencia que ha hecho que las cosas pasen en beneficio de la gente.

Antes de finalizar, me permito agradecer a mi equipo de colaboradores, un excepcional grupo de humanos que me ha acompañado en jornadas de intenso trabajo; al equipo de seguridad, de apoyo administrativo y técnico. A todas y a todos ustedes, muchas gracias.

Tengan la seguridad que la razón nos acompaña. Al Presidente y al Gabinete, les deseo que la razón también los acompañe en el ejercicio de sus delicadas funciones, y el mayor de los éxitos en beneficio de los ecuatorianos.

Muchas gracias.

 

 

 

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *