Dirigentas estudiantiles exigen regulación ante acosos en clases.

Con documentos en manos e indignada, Aura Carrillo, presidenta de la Asociación Femenina Universitaria de la Universidad de Guayaquil (UG), pide que se active de manera urgente el protocolo, para proteger a las mujeres de violencia de acoso y que la parte administrativa de la UG, se encargue de resolver estas problemáticas.

Cinthia Yun On, dirigente estudiantil de la UG comentó que las denuncias informales provienen de docentes y los que ocupan cargos importantes dentro del establecimiento, ya que al momento de pasar notas lo realizan en otros sitios.

Desde marzo del 2018 existen alrededor de 40 denuncias de acosos como “favores” sexuales, compras de licor, abusos de poder hasta incluso comentarios machistas dentro de las aulas de la institución. En las facultades que más se destacan estas agresiones pertenecen a jurisprudencia, medicina y filosofía, añadió Carrillo.

Además, solicitan que la academia tenga un espacio de recreación como guardería para los hijos de las estudiantes, pese a que es una de las universidades más grandes del país y que es la única que no cuenta con este servicio.

Mediante esta manifestación se espera lograr que las autoridades escuchen las voces en defensa de las estudiantes que han sido violentadas y que algunas víctimas por temor no denuncien estos hechos.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *